jueves, 24 de junio de 2004

stand-by

estoy vivo. mi ordenador no.

me parafraseo a mi mismo: "soy inconstante".

así que no escribo. mi vida sigue adelante, pero no encuentro nada digno de mención en este diario, nada que no pueda explicar de viva voz o que deba dejar constancia para recordarlo en los años venideros (en realidad sí que hay cosas importantes, pero es que no tengo ganas de contarlas ahora).