sábado, 25 de septiembre de 2004

la enana esquimal y la puta música brasileña

ahora voy a hablar de música.

acabo de oir el nuevo single de "udos", como hay que pronunciarlo. Pues vaya mierda. Se llama "vértigo" y lo que da vértigo es pensar como puede ser el disco. ¿porqué han querido copiar el rollo es punk de los grupos ingleses de moda? ¿porqué bono susurra y no hace los gorgoritos esos que tanto me gustan? En fin, evidentemente me comparé el disco, para poder criticar con criterio.

también me compraré el nuevo disco de r.e.m, y cuando salga (¡que salga ya, porfa!) el de Astrud. Ah, y los quiero ver a todos en concierto.

[The Strokes - Reptilia]

Y por cierto, querida islandesa usurera, lo nuestro se acabó. devuelveme la pasta que me debes, como diria J. El nuevo disco es una caquita total. Sólo se salva, para mi, "The triumph of the heart" y dos o tres más que parecen descartes del Vespertine. El resto, colaboración con Robert Wyatt incluida, pues no me gusta nada. Ella dice que se sigue considerando una cantante pop, pero yo no veo el pop por ningun lado de esas canciones.

En cambio, el nuevo disco de Los Planetas sí es una gozada. Diferente, pero una gozada. Y ellos sí que prueban nuevas cosas pero dentro del pop. Ellos sí y no la enana esquimal esa. Por suerte, Los Planetas vendran al Razz dentro del festival Wintercase, como lo haran Astrud (soy tan, tan pobre!)

Ayer salí de fiesta. Y no fue fácil. Mis amigos son todos unos inpresentables, así que lo voy a contar. Habíamos quedado para celebrar el cumple de Laura, y el plan era cenar y emborracharnos un poquito en casa y luego ir al Razz. Pero yo, amnésico por culpa de la vida, pues no me acordaba y quedé para salir con las mujeres patagónicas. El día antes, Mari desertó, y no confiaba mucho en Clarilla, más después de saber que había trabajado pese a ser la Mercè. Finalmente cenamos en casa de Carol y fue allí donde me comunicaron los que celebraban el cumple que se rajaban por completo y se iban a soplar. Blanca cansada, L con cagarrinas, Mochi... mochi y David de baja medio tuerto.

Entonces decidí que aquella era una de aquellas noches en que no sabes donde acabarás. Y a veces sale bien y a veces mal. Esta salió bien y mal. Bien por la taja que cogimos gracias a unos supercubatas que nos sirvieron en el par de bares que fuimos antes de ir a la Paloma. Mal por la Paloma. Entrada: 8 euros sin consumición. En el escenario, un grupo llamado "Etnotronic", que empezaron haciendo un house horroroso, de fiesta mayor, aderezado por un saxo pesadísimo y unas percusiones brasileñas. ¡Estoy harto de la música brasileña!¡QUe no dejen entrar a Carlinhos Brown -pe, pe, pe, pé- en el país! Acabaron presindiendo del house y aquello era una pachanga absoluta. parecía la salseta del poble sec. Así que nos fuimos.

(también fue mal por lo pobre que estoy, no se si ya lo he dicho.)
(también está bien porque internet sigue funcionando.)