lunes, 25 de octubre de 2004

chino pop

"y además, es que no te vas a enterar
de que eres un desastre aquí y en cualquier parte,
no te pienses que eso va a cambiar,
porque al fin y al cabo nadie te puede aguantar,
nadie puede soportar tu lado pesado"
Ellos - Imposible


- Chino pop, chino pop.

Cantabamos eso Mochi y yo el pasado viernes en el Razz. Fue nuestro particular himno al más cool de toda la discoteca, un chico de rasgos orientales que iba adecuadamente ataviado para la fiesta sixties que había en el Pop Bar. Esto pasó después -creo- de que pasara todo lo que pasó. Fue una noche de llamadas, corridas (en el mejor sentido de la palabra), búsquedas infructuosas,... Y mientras todo esto estaba pasando, nos quedamos encandilados viendo a Jarvis Cocker pinchar en la sala 1, que pinchaba un electro trash muy guapo, aunque no le gustaba casi a nadie. Jarvis llevaba una gafas de culo de botella increibles, un pelo muy largo -parecido al que lleva Genís de Astrud, que es un fan suyo declarado- y un sueter de color granate. A primera vista daba bastante pena, y es lo que nosotros dijimos. Que ya no, que ya se había pasado su momento como icono sexual. Pero de repente Jarvis -que no paraba de fumar en todo el rato mientras le daba los discos a un machaca que era en realidad el que los pinchaba- empezó a moverse ligeramente y a nosotros se nos empezó a caer la baba de nuevo. como en antaño. me acordé del video de Common People. En general fue una noche muy Pulp. Cuando llegamos sonaba Babies y a última hora pusieron el Common People, seguido del "Suedehead" de Morrisey -I'm so sorry- y una del Roberth. El trío ideal.

Eso fue el viernes por la noche y el sábado habíamos decidido ir al concierto de Astrud. Pero resulta -al contrario de lo que algunos auguraban- que las entradas sí se habían agotado. Y entonces nos fuimos corriendo -bueno, en moto- hasta el Casino de la Alianza de Poblenou, que es donde era el concierto, y tuve la suerte de encontrar a un hombre que tenía una entrada de más porque a su mujer le dolía la cabeza, o algo así. Y entonces, pues ya tenía entrada, aunque tuve que ir solito. Y no había pensado que el concierto sería sentado, y me dió un bajón total. Con ese bajón empezó el concierto de Satrud, y yo estaba totalmente out en ese momento. Me costó mucho emocionarme con el recital, y más viendo a Genís -con falda y tacones, los veía reflejados en el lateral del piano de los Magnetics Fields- más quieto de lo normal, con su nuevo cachibache con el que reproducía en bucle sonidos que hacía manolo -pandereta y su propia voz- con una simple base, la misma a diferentes revoluciones para todas las canciones, mientras Manolo tocaba la guitarra sentado y cantaba. Cantaba muy bien, aunque me sobraron los falsetes en Mentalismo y No tengo miedo al futuro. El concierto fue en orden cronológico, del primer disco al último. Empezaron con Esto debería acabarse aquí, Cambio de idea, Cambio de forma, Somos el uno para el otro, la boda, mentalismo, no tengo miedo al futuro, el "hit single" de Todo nos parece una mierda y luego algunas nuevas, que en el disco estaran muy bien, supongo. El momento friki total fue con lo de "Hay un hombre en España que lo hace todo", cantada por Genís, aunque en el single la canta Manolo, creo. Y se despidieron y a la gente le dio igual, la verdad. Ni bis ni nada. Pantallita y promoción del Wintercase. Luego salieron los Magnetic Fields, que me encantaron. Fue precioso. No me sobró ni un solo momento, aunque algunos fueran abandonando el concierto a la mitad y aunque al cantante no parecía que le gustara que aplaudiera. Entre canción y canción se tapaba mucho los oidos, creo que se está quedando sordo. no los había odio nunca, pero en formato acústico -piano, guitarra, banjo, contrabajo y uquelele- sonaron muy bien. En el único bis, el cantante saltó a la platea y cuando la gente empezó a plaudir, se fue corriendo.

Fue muy chuli, aunque un poco raro ir solo a un concierto, la verdad. Y ayer fue domingo y estuve viendo el futbol en casa de mis padres, y hoy ya es lunes.