viernes, 1 de octubre de 2004

post autocensurado

[algunas partes de este post estan autocensuradas]

Estoy harto. Harto de esta semana, harto de mi mismo, harto de los demás. Hasta los mismísimos cojones estoy.

Harto de sentir que todo lo hago mal, harto de inventar justificaciones para justificar mi asquerosa vida, harto del trabajo y de lo que no es el trabajo, harto de que todo sea tan dificil, de tener ilusiones y no poder cumplirlas. Harto de los demás. Hasta los mismísimos cojones.



"y mi vida sería más sencilla
si consiguiera explicar lo que pasa
no tendría que estar de rodillas
suplicando las palabras

que las cosas cuando se estropean
es muy dificil arreglarlas
lo que hoy te trae de cabeza, se habrá pasado mañana

tiraste una piedra en el agua
y vi la sombras que se acercaban
pero nunca escucho, nunca atiendo, nunca me entero de nada"

Los Planetas - Nunca me entero de nada


Esta semana ha sido larga, complicada, una auténtica putada. Y encima teniendo que pensar en organizar mi cumpleaños. Lo que menos me apetece es sonreir. Sólo quiero refugiarme en una cueva oscura. ¿Porqué lo hago todo tan mal?

Y mira que ayer por la tarde me ocurrieron cosas divertidas que quería explicar aquí, pero es que se me han quitado las ganas. No quiero contar las tonterías que me ocurren cada día para que las leais y me digais que qué gracia tengo contándolas. Ni tengo ganas de contarlo, ni ganas de que lo sepais.

A partir de ahora sólo habrá iniciales en este diario. Iniciales inventadas. O quizás no. Mensajes crípticos que sólo yo entenderé. Quizás lo dejo estar, o quizás me sumo a la corriente y sigo hablando sin descubrirme, diciendo chorrada tras chorrada. Hablar sólo de gilipolleces, como hacemos muchas veces para no entrar en los temas realmente importantes.

PD: Hoy no es un buen día, aunque haya comprado las entradas para ver a REM en concierto. Y mañana me arrepentiré de esto que escrito. Soy un bocazas. Estoy enfadado, triste, decepcionado y arrepentido, porque las palabras duelen.