martes, 6 de abril de 2004

¡con Arturo no hay futuro!

Qué gran lema que nos inventamos ayer Laia y yo. Fue mientras cenábamos en el Gino's, ese sitio donde los camareros siempre son raros y la comida simplemente decente. Y Laia me explicó sus historias con el novio como ella lo hace y como a mi me gusta, que es reproduciendo la escena con todos los detalles, tipo: "y entonces él, que llevaba una camisa azul, me contesta carraspeando... y lo dije en un mensaje que... y él me llamo a eso de las siete y media y yo estaba con los rulos...". No exagero.

Estoy en el curro y tengo un sueño de mil demonios. ¿Porqué siempre me voy a dormir tan tarde? Ayer se me hicieron las cuatro de la mañana y cuando me he levantado pensaba que tenía un yunque de metal encima de mi cabeza. Porque aunque tengo la cabeza grande, hoy pesaba más de lo normal.

¿Donde está la inspiración? A ver si más tarde la encuentro.