lunes, 5 de abril de 2004

Hay que aprender a vivir con la propia pena.

Es una cosa que pienso desde hace tiempo.

Estos días han sido de lo más interesante. Lo mejor es ver a tu gente, enseñarles lo que te has comprado y las tonterías que has traido para ellos de Londres. Qué chuli es hacer regalos.

Entre los varios cds que me he comprado, está una que es la leche. The Stills. A mi me recuerdan a The Cure, son así como muy pop pero con guitarras y tristeza y amor. La mejor es love and death, dice: "i'm just so bored of wasting my time, love and death are always on my mind". Yo llevo tiempo obsesionado con la muerte, la vejez y todo eso. Es MI PARANOIA DE LA SEMANA, como solía decir a Blanca.

Ahora voy a ver Big Fish con Clara.

___________________________________

Ayer no publique este gran relato. Desde entonces, miles de ideas han pasado por mi cabeza. Y también han pasado cosas, aunque para nada importantes.

Antes de que se me olvide. Tengo que decir que nadie me comenta absolutamente nada de este diario o de la página. Es decir, nadie lo mira, creo. ¿Es una liberación? Pues claro. Se lo dije a tanta gente que al final ya no sabía que cojones podía escribir. Mi intimidad es algo muy importante en mi vida. Solo puedo ser yo cuando estoy solo.

Ayer no fuia ver Big Fish, sini Kill Bill, que aunque se parezcan en que tienen muchas "i" en el título, pues en realidad nada que ver. Pero Kill Bill es un pasote. Yo me partía la caja. Un humor muy pasado de vueltas, muy divertida si la ves como una gran coña, como un homenaje al espectáculo vácuo de películas como Matrix Revolutions o Tigre y dragón, pero aderezado con salsa muy picante.

Hoy he pasado el día en casa de mis padres. He tomado el sol por primera vez en este año. No he estudiado.

Estoy escuchando el nuevo single de Fangoria. Tengo abierta su página web y lo ponen una vez y otra sin descanso. La canción se llama Retorciendo palabras y me gusta. Lástima de ese toque Jean que empieza a quedarse pasado de moda. Fangoria molarían más sin Jean, para mí.

La web es un poco truño, tiene super poca información (es lo que tiene ir cambiando de compañía). Pone que el día 15 hay un concierto en Barcelona, pero no pone donde. Tu te crees?

Me voy a ir a dormir cuando acabe de fumar.

Lo de The Stills empieza a ser adictivo. Así podré dejar de oir La Casa Azul, mi adicción musical anterior.

Por cierto, que ayer vi a Elvira. Estaba muy guapa, muy tranquila y una vez más, con sus miedos a flor de piel. Pero eso está bien. Como decía al principio, y de mis conversaciones con Elvira vénía, hay que aprendrer a vivir con la pena. Y no solo con eso, sino con las frustraciones, los objetivos truncados, las utopías, los deseos, la rabia, las fantasías y las decepciones. Todo eso nos conforma y no hace humanos. Eso es lo que no puede comprar esta sociedad capitalista. De momento.

Me voy por los cerros de Úbeda. Y know.

Lista de canciones:

Pulp - Babies
Smashing Pumpkins - 1979
Muse - Muscle museum
Belle and Sebastian - Like Dylan in the movies
Jay Jay Johanson - Believe in us
The Postal Service - Such great heights
Doves - There goes the fear
Ms. John Soda - Go check
REM - E-bow the letter
EBTG - Good cop bad cop

Hala, ya he hecho la parida del día (de hecho no es la primera, pero la otra es de tal magnitud que no la voy a escribir. Por si las moscas. A ver si va a haber alguien que si lo lee, je je...)

Uyyyyyyyyy, por cierto, es que se me olvidan las cosas. El jueves volví a Méjico. Esta vez a la capital. D.F. No estuvo mal, pero vaya, si te he visto no me acuerdo. Y yo, pues ya ves, ni bien ni mal. Eso siempre te alegra el cuerpo, sobre todo si viene por sorpresa. Pero no fue el mejor de mi vida. Hay que decirlo todo. La vida da muchas vueltas, pensaba ahora, sobre todo cuando bebes (ejem!). Conocí a unos amigos del doctorado que hace Blanca, todos muy chalaos pero muy divertidos. Y él era uno de ellos. Fuimos a la Paloma y conocían a un camarero. No tengo que daros más pistas de cómo fue la noche y de porqué acabó como acabó.

Pero me fui sin pedirle el móvil. Ya soy un soltero con experiencia y mi autoestima se ha recuperado (también ha ayudado el hecho de estrenar ropa, que es una de mis sensaciones preferidas, siempre me hace mucha ilusión, como abrir un cd.)